El Belén artesanal ocupa una superficie de 250 metros cuadrados

Durante más de dos meses, un grupo de veinte personas han trabajado para dar forma a una de las representaciones navideñas más espectaculares de Extremadura, cuyo entramado escénico está movido por 62 motores, 20.000 vatios de potencia y alrededor de 650 puntos de luz, sobre una superficie de más de 250 metros cuadrados, que ocupa todo el patio de butacas y la zona del escenario del cine municipal, cedido por el ayuntamiento, para esta actividad.

David Linares Castaño, belenista de Bodonal de la Sierra, ha explicado que en “esta nueva etapa se aúna el trabajo de expertos belenistas, junto a un grupo más inexperto en estas tareas”, que sin embargo, mediante la cooperación desinteresada y el trabajo en común, han logrado, “con pocos recursos económicos”, que la “ilusión de la Navidad” vuelva a inundar Bodonal de la Sierra.

El trabajo, el ingenio y la creatividad de los voluntarios permite al visitante adentrarse en un recorrido único que recrea espacios y escenas propias de la época del nacimiento de Jesús. Se incorporan decenas de figuras en movimiento, fases de iluminación que recrean fielmente al amanecer, el anochecer el día y la noche, y centenares de detalles que hacen que de este Belén un espacio impar, para “visitar sin prisas de reloj”.

El Belén, que cuenta con el apoyo de la Parroquia de la localidad, se inaugura el 22 de diciembre, y podrá visitarse en horario de 18 a 21 horas, en días laborables; y en horario de mañana y tarde, los fines de semana y festivos.

La actividad se complementa con un mercado navideño, que se celebrará este domingo en la Plaza de España, con la presencia de distintas casas comerciales de la localidad y de la comarca.