Los alumnos de la Escuela Profesional de Monesterio elaboran un original dulce para darse a conocer

Los alumnos que durante el último año se han estado preparando en la Escuela Profesional Monesterio VIII, en la especialidad de cocina, acaban de concluir su periodo formativo y están listos para incorporarse al trabajo.

Como forma de darse a conocer, han ideado una iniciativa que consiste en un folleto con sus fotografías y también un original dulce de chocolate y perrunilla con forma, como no, de cabeza de guarrito.

De este modo, pretenden llamar la atención de los empresarios y a la vez, si alguien recoge el guante, proponer un original producto para que sea degustado por las numerosas personas que acuden a la localidad en busca de sus delicias gastronómicas derivadas del cerdo.

Estos alumnos ya han mostrado en diversas ocasiones su saber hacer, y como ejemplo valga su participación en la muestra Gasto Star de este verano, donde deleitaron a los participantes con un helado de melón y piñones que gustó a todos.