Extremadura no quiere que se olvide que Manuela Chavero lleva desaparecida desde julio 2016, y tampoco que hay otras dos personas, Francisca Cadenas y Benito Calvo, de Hornachos y La Coronada, respectivamente, de quienes nada se sabe desde hace muchos meses.

Por ello, cada día 9, desde este primer mes del año, la Asamblea de Extremadura celebrará un acto, un minuto de silencio, para exigir que no cesen los intentos por localizar a estas personas.

En el minuto de silencio de ayer estuvieron presentes la presidenta de la Cámara, Blanca Martín, la portavoz de la Junta, Isabel Gil Rosiña, diputados de los grupos parlamentarios, familiares de las personas desaparecidas y diversos representantes institucionales.

Martín explicó que la decisión de celebrar este tipo de actos se tomó tras una reunión con el presidente de la Fundación Europea por las Personas Desaparecidas, el periodista Paco Lobatón, que, como se recordará, también estuvo presente en alguna de las batidas para buscar a la monesteriense.