La comarca de Tentudía ha logrado captar la atención de los profesionales del turismo de todo el mundo con una presentación en Fitur cargada de razones para acudir a esta zona.

La Mancomunidad de Tentudía aprovechó su hueco en la Feria de Madrid para plasmar de manera concisa y atractiva su oferta. Abrió el fuego Lorenzo Molina en su doble condición de alcalde de Segura de León y diputado delegado de Turismo de la Diputación de Badajoz, quien certificó el compromiso de la entidad provincial con la promoción de la comarca.

Molina afirmó que la comarca está saliendo del olvido y puso la primera pica para despertar interés: Tentudía está a menos de una hora de un aeropuerto internacional (el de Sevilla), a menos de una hora del AVE (en la misma ciudad) y está atravesada por la Autovía de la Plata. Es decir, es una zona muy bien conectada, dentro de una región que sufre por el abandono de sus infraestructuras. Eso sí, alertó que la captación de turistas es tarea de todos: “las instituciones ya creemos en nuestra oferta diversa y de calidad; ahora se lo tienen que creer los empresarios y toda la sociedad”.

Tomo el relevo Mercedes Díaz, alcaldesa de Calera de León y presidenta de la Mancomunidad, para esbozar en pocas palabras una propuesta derivada del Plan Estratégico de Turismo y que logró el interés de los presentes. Tras relatar brevemente para los neófitos la leyenda de Tentudía, explicó que la intención del PET es romper la estacionalidad, de ahí su eslogan Cuatro Estaciones, Un Destino. De lo general, Díaz pasó a lo concreto. Y lo concreto es que Tentudía está conformándose como ruta espiritual, un sector de gran crecimiento, y que va a concertar en torno al Monasterio unas acciones que abarcan degustaciones, cultura, recreación de la famosa batalla que da nombre a la comarca, mejoras para hacer más atractivo el entorno natural… Tres pinceladas: Tentudía piensa celebrar por todo lo alto el V Centenario del Retablo cerámico del Monasterio; la primavera acogerá un evento con propuestas gastronómicas, naturales, de deporte de aventura y culturales, y la próxima Gastrostar se celebrará en el entorno de los días 27 a 29 de julio, ¿por qué? Porque no hay mejor sitio que el pico de Tentudía para observar la Luna de Sangre de esos días o la lluvia de estrellas, y si podemos mirar al cielo a la vez que degustamos lo mejor que ofrece la tierra, no hay color.

La última palabra la tuvo José Luis Navarro, consejero de Economía e Infraestructuras, cuya presencia ya muestra el compromiso de la Junta con los planes turístico. Propuso Navarro un desarrollo mediante un gobierno de acciones concertadas entre todos, y ese entre todos supone implicar, “una vez que las instituciones ya estamos alineadas en el objetivo común”, la implicación de la iniciativa privada, de restaurantes, alojamientos, empresas de actividades turísticas, etcétera, para aprovechar el potencial.

Resaltó también el consejero la ‘ventaja competitiva’ de Tentudía por su buena conectividad, lo que abre posibilidades para aprovechar el potencial en forma de astroturismo, observación de aves, dehesa, patrimonio monumental, las cuevas de Fuentes, el yacimiento de Martela, los castillos, la huella de las órdenes del Temple y Santiago…, Navarro no se dejó nada en el tintero, porque además acabó incidiendo en los valores gastronómicos. Con ese abanico, el consejero no tuvo más que concluir: “desestacionalizar la oferta turística es un reto posible”.

Al menos en Tentudía, lo es.