La Guardia Civil ha vuelto a alertar a través de Twitter del denominado ‘timo de la llamada perdida’, del que también se ha hecho eco la Unión de Consumidores de Extremadura.

El engaño tiene una mecánica fácil: llaman a tu teléfono y suspenden la llamada antes de que puedas contestar. Si devuelves la llamada están telefoneando a un número de tarificación especial, que tiene para ti un coste de 1,20 euros el minuto, un dinero del que el estafador se lleva una buena parte.

Además, cuando llamas supuestamente estás en contacto con una asesoría jurídica, que trata de mantenerte todo el tiempo posible al teléfono para inflar su cuenta y vaciar la tuya, o finge que se ha cortado la llamada para que vuelvas a marcar.

Los números desde los que produce el timo tienen prefijos 355, 225, 233 o 234 (son los prefijos de Albania, Costa de Marfil, Ghana y Nigeria, respectivamente), aunque también pueden llevar otros, como el 509, que corresponde a Haití.

Nunca debe devolverse esta llamada. Si tiene una llamada perdida y no sabe de quién es, busque a qué país corresponde el prefijo y si sospecha, no marque y denuncie.