Irene Villalba es una niña monesteriense de cuatro años a la que le diagnosticaron leucemia cuando apenas contaba 19 meses. Desde entonces, esta niña se ha convertido en símbolo de valentía y lucha incansable por la vida, pese a todos los trances por los que ha pasado en pruebas, tratamientos, y, incluso, una recaída hace unos meses.

Su entusiasmo por la vida ha motivado a gente de Monesterio, Sevilla, Badajoz, Madrid, Bilbao… para conjurarse y terminar la media maratón de Sevilla este domingo 28, y sumar así kilómetros y por tanto fondos para que la Fundación Josep Carreras continúe investigando una cura para esta enfermedad. Al reto se han unido patrocinadores de Monesterio como CHC Energía, Grupo Leo, Vicoba Team y el club Corona Chica Piñón Grande.

Además, en la web migranodearena.org hay una cuestación abierta donde se han recaudado ya casi 8.000 euros con el mismo objetivo.

Así, este domingo en Sevilla, 30 deportistas lucirán sus camiseta color naranja con el lema ‘Irene, va por ti’ con el que mostrarán que piensan seguir acompañado a esta niña en su lucha. Ella, mientras tanto, sigue dando ejemplo de ilusión: en un reportaje para Televisión Española en Extremadura, cuando se le pregunta si va al colegio, responde con desparpajo: “no, porque estoy malita”. Con el mismo desparpajo, cuando se le pregunta “¿y el año que viene irás”, responde rotunda “¡Claro!”.

Más información:

https://www.migranodearena.org/reto/17785/irene-va-por-ti

http://www.fcarreras.org/es/irene-estamos-contigo-sevilla_1193981

Y en el Facebook de Corona Chica Piñón Grande y de la Fundación Josep Carreras contra la leucemia