El equipo fuentecanteño de base de tenis mesa cosechó nada menos que ocho medallas en la segunda concentración Judex, celebrada en Monesterio.

En cadete femenino, pleno de las de Fuente de Cantos: oro para Cristina Antúnez, plata para Martina Porrino y bronce para Silvia González.

En infantil femenino, Andrea Barrientos y Julia Macarro se hicieron con sendos bronces, mientras que en alevín femenino, Blanca Porrino obtuvo la plata y Valeria Mancano y Ángela Rodríguez, bronce.

En cuanto al resto de participantes, Manolo González, en alevín masculino, completaba un fantástico torneo hasta que en cuartos se topó con Marlon López, jugador del Almaraz que ya ha participado en torneos internacionales con la selección y que, al final, se hizo con el oro.

Por su parte, Celia Rodríguez y Lucía Antúnez no tuvieron suerte en sus grupos, pese a jugar bien, y quedaron fuera de octavos. Destacar asimismo la participación de Sergio Zambrano y Ricardo Domínguez, que debutaban en un torneo.