Domingo, 4 de marzo. 16.00 horas. La Hermandad de la Misericordia de Fuente de Cantos ha convocado a todo aquel que quiera hacer de costalero para sus dos pasos, el Cristo Crucificado (o Cristo de la Misericordia) y la Virgen de las Angustias, en el silo, para la ‘iguala’. Se presentan cinco personas.

Martes, 6 de marzo. La Hermandad publica una nota donde desmiente que se haya decidido no salir en procesión el Jueves Santo. Añade que al día siguiente la directiva se reunirá para tomar alguna decisión.

Miércoles, 7 de marzo. La directiva de la Hermandad se reúne con la presencia de los capataces de los dos pasos. Acuerdan convocar a los costaleros de la Virgen de las Angustias para el domingo 18 a las 16.00 horas en el silo. También convocar dos ensayos, uno este domingo, día 11, a las 16.00 en el silo, y otro el domingo 18 a la misma hora y en el mismo lugar. Ese día se prevé hacer el traslado de los pasos desde el Carmen a la parroquia.

El acuerdo también trae una advertencia clara: si ese día, 18, no hay costaleros suficientes, se suspenderá la procesión del Jueves Santo. Se alega que “ya son muchos años sin un compromiso claro de la mayoría de costaleros”, y se califica la decisión de “irrevocable”.

No se recuerda cuándo fue la última vez que el Crucificado no salió el Jueves por causas distintas a las inclemencias meteorológicas. En todo caso, es una situación que ha pendido como espada de Damocles sobre esta Hermandad en los últimos años. Hace pocos años, incluso hubo que realizar un llamamiento en la propia noche del Jueves, ya que los pocos costaleros que iban acarreando los pasos se quedaron sin fuerzas, agotados en mitad de la procesión, y no podían seguir.

El pasado, la falta de costaleros y la actitud de alguna cofradía impidió la Procesión Magna.

Otras cofradías (Hospital, Cautivo, Santo Entierro o Nazareno) sin embargo siempre han contado con costaleros suficientes, en muchas ocasiones por herencia familiar.

Ahora la situación es extrema: el 18, el desenlace.