La compañía de autobuses Leda ha anunciado que a partir del 2 de abril se plantea suspender el servicio en un total de 25 líneas. El motivo es una diferencia con la Junta de Extremadura respecto a los fondos que la administración regional debe aportar para el mantenimiento de las líneas calificadas como deficitarias.

Según la Junta, el dinero a pagar serían 490 euros. Según Leda,  más de un millón. En total, 645.000 euros de distancia que pueden llevar al cese de actividad y despido de unos 70 empleados.

¿Cómo afectaría en la comarca? NDTTD ha intentado sin éxito que la empresa Leda aclare qué líneas en concreto se suspenden. En todo caso, se augura un grave problema de movilidad para muchos vecinos de Tentudía. Leda no solo conecta nuestros pueblos con núcleos como Sevilla, Zafra, Badajoz o Mérida, sino que tiene un importante papel en los desplazamientos habituales.

Como se puede ver en el gráfico, la empresa cubre las conexiones Puebla del Maestre-Pallares-Montemolín-Monesterio. Desde esta localidad, hacia Sevilla o hacia el norte, tanto para ir a Zafra como para, a través de Fuente de Cantos, desplazarse a puntos tan relevantes en el día a día como el Hospital de Llerena. Es decir, podría paralizarse una línea tan necesaria como la que comunica la comarca con el hospital de referencia.

Eso por no hablar de los trastornos para estudiantes o en general las personas que carezcan de vehículo propio, para quienes Leda es la única opción de ir a su destino.

Esperemos pues que la sangre no llegue al río, aunque hoy por hoy, a falta de poco más de una semana para la anunciada suspensión, las posturas están más alejadas que nunca y la sombra de la incomunicación es más cierta que nunca.