La llegada del mes de abril supone en Fuente de Cantos el arranque de sus dos celebraciones más importantes, dos fiestas de Interés Turístico, concentradas en apenas dos semanas.

La primera de ella, el último domingo abrileño (este año, el 29) es la fiesta del cordero, la Fiesta de la Chanfaina, una cita que cumple 47 años y que gira en torno a este ganado, y con el aliciente añadido en esta edición de la presencia destacada de la IGP Corderex, para realizar una degustación de cordero asado al carbón a fuego muy lento, durante cinco horas, logrando un punto de sabor inigualable (y no hablamos de oídas).

 

Pero, pese a que la parte central de la Chanfaina es el 29, la celebración arrancará antes. Ya el día 21 tendrán lugar dos actos de gran relevancia. Por la mañana, el concurso de vinos en su trigésimo novena edición, y la cata popular.

Por la tarde y la noche, el Chanfarock, cuyo traslado hace unas ediciones al fin de semana anterior al de la Chanfaina se ha revelado como todo un acierto.

Ya en el último fin de semana del mes, el 27 se inaugura la fiesta multisectorial de empresas y asociaciones, y el 28 tendremos carrera de galgos, pruebas ciclistas infantiles, la sexta edición del concurso nacional de cortadores de jamón ibérico de extremadura  y la degustación de la matanza popular ofrecida por la Asociación de Mayores.

Llegamos al día clave, donde las 120 peñas que compiten este año desarrollarán todo el ritual de recoger la leña, preparar los avíos, sacar aperitivos, decorar el espacio asignado, tomar alguna que otra copa de aguardiente… hasta que al mediodía se anuncie el inicio del tiempo para cocinar las chanfainas.

Tras una hora y tres cuartos, habrá que entregar las pruebas, que serán catadas por un jurado presidido este año por el chef italiano Roberto Capone.

Durante la fase de cocina y espera de veredicto, el grupo oliventino La Encina aportará la música y el folclore extremeños.

A partir de las 16.30 más o menos se desvelará quien se lleva el Machacaó de Plata de este año, y se pondrá punto final al concurso, que no a la fiesta, y menos este año que muchos harán puente con el 1 de mayo (y los fuentecanteños que viven en Madrid, incluso con el 2).