El nivel de la lámina de agua en el pantano de Tentudía alcanza actualmente los 667,35 metros sobre el nivel del mar, es decir, está a solo 60 centímetros de tocar la cumbre del muro, situada en 667,95 metros. Esa era la situación a las 9 de la mañana de hoy, miércoles.

Traducido a litros, al pantano le faltan 340 millones de litros para llenarse. ¿Le parece mucho? Tenga en cuenta que una piscina olímpica tiene una capacidad de 2,5 millones de litros, o lo que es lo mismo, al pantano le falta el equivalente a 136 piscinas olímpicas. ¿A que ya no parece tanto?

Otro dato: en los meses de marzo y abril (y lo que va de mayo) el embalse ha subido nada menos que siete metros de nivel, y ha captado 2.810 millones de litros.

Además, y pese a que los episodios de lluvia de las últimas semanas parecen haber remitido, han sido sustituidos por las tormentas vespertinas. De hecho, el observatorio de Monesterio, el más cercano al embalse, ha recogido en los últimos tres días 45.6 litros por metro cuadrado por las descargas de cada tarde.

Con todo, y pese a que lo previsible es que el pantano afronte el verano con un nivel más que elevado, casi lleno, no debe olvidarse que uno de los factores por los que recobra el nivel tan rápido es su pequeño tamaño, apenas 5 hectómetros cúbicos, a todas luces insuficiente para la comarca, como se pone en evidencia ante el primer fenómeno, no ya de sequía, sino de retraso en las lluvias.

Por eso, sería conveniente que precisamente ahora, con el embalse lleno, se retomase la construcción de la presa del Bujo. La otra alternativa, conectar con Los Molinos, parece más un parche de emergencia que una solución a largo plazo, ya que esta presa, de algo más de 30 hectómetros cúbicos, abastece ya a una población de más de 30.000 personas y además su cota es muy inferior a la de las poblaciones de Tentudía, lo que obligaría a costosos bombeos para elevar el agua unos 250 metros. Por si fuera poco, ahora esta presa está afectada por una plaga de algas que ha hecho que se suspenda el abastecimiento para consumo humano.