Fuentes de León acoge dos acciones desarrolladas por la Consejería de Cultura e Igualdad que hoy han sido visitadas por su titular, Leire Iglesias. La consejera se ha trasladado a las excavaciones que se realizan en una fosa común de la Guerra Civil localizada en el cementerio de la localidad, y que se incluyen en el programa de Recuperación de Memoria Histórica de Extremadura. Allí, acompañada por el alcalde de Fuentes de León, Francisco Martínez, ha recorrido los trabajos hechos hasta ahora en los que han aparecido restos de dos personas en una fosa común.

“Hoy 18 de julio, 82 años después de que se produjera un golpe contra un gobierno legítimo, hemos querido visitar esta fosa ya que lo considerábamos muy oportuno después de que el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura aprobara ayer el proyecto de ley de Memoria histórica y democrática” ha declarado Leire Iglesias que ha resaltado que era un buen momento para conocer estos trabajos realizados para poner en valor ese proyecto.

Según la titular de Cultura e Igualdad, este proyecto de ley servirá para conocer y dignificar nuestra historia no solo como un recuerdo sino como un derecho y ha añadido que en esta norma “no hay rencor, revanchismo ni miedo sino interés por darles digan sepultura a estos restos ya que era nuestra obligación para con estas familias”.

Iglesias ha señalado que la nueva ley permitirá que se agilicen los procesos de exhumación indicando cómo deben ser e incluso facilitándolos aunque no haya voluntad de permitir las excavaciones por parte de los propietarios de los terrenos en los que se encuentren restos.

El alcalde de Fuentes de León ha explicado que existía constancia por testimonios de gente mayor de la localidad de la existencia de fosas comunes en el cementerio en las que se podrían encontrar los restos de más de 90 personas represaliadas durante la Guerra civil. Hasta ahora se han hallado restos de dos personas, que parecen ser mujeres.

Las excavaciones en la explanada en el cementerio se han centrado en la zona donde se cree que existen dos grandes fosas en las que se enterraron a represaliados de la Guerra Civil y la posguerra. Durante los trabajos de sondeos con medios mecánicos realizados el 3 y 4 de julio, se ha detectado la presencia de enterramientos en los que han aparecido diferentes restos.