La segunda edición de la concentración de vehículos clásicos, organizada por el Motor Club Rum Rum de Fuente de Cantos, resultó todo un éxito, tanto por la afluencia de joyas en perfecto estado (alrededor de 80) como la espectacularidad de los coches y la afluencia de curiosos.

No fallaron los modelos más clásicos de Renault, Citroen, Seat, Fiat, junto a los más raros como el elegante Cadillac, un Dodge que nos trasladaba al Chicago de principios del siglo pasado o un impresionante Bugati de carreras.

Para muestra, algunos botones