El Consejo de Gobierno ha aprobado un decreto por el que se regula el Plan Territorial de Empleo previsto en el “Plan para la regeneración económica y del empleo de la zona minera de Aguablanca y su entorno”, dotado con un presupuesto de 3.603.750 euros.

Su finalidad es la ejecución de un conjunto de programas de empleo y de formación profesional para el empleo, dirigidos a la mejora de la formación y la recualificación de las personas trabajadoras directa o indirectamente afectadas por el proceso de paralización y potencial cierre de la mina de Aguablanca, contribuyendo a la dinamización laboral y económica de la zona perjudicada.

Podrán ser destinatarias de los programas que se incluyen en el Plan de Empleo las personas trabajadoras empadronadas, a fecha de publicación de este decreto, en las localidades de Calera de León, Monesterio y Montemolín y que estén desempleadas e inscritas como demandantes de empleo no ocupadas en el Servicio Extremeño Público de Empleo.

El periodo de vigencia del Plan de Empleo comprende las anualidades de 2018, 2019 y 2020, a efectos de la aprobación de las actuaciones subvencionables que integran los programas de empleo y de formación para el empleo incluidos en aquél, y podría beneficiar a 345 personas, según apunta Hoy.

El Plan de Empleo consta de tres ejes: la ejecución un programa de formación en alternancia con el empleo; un programa de apoyo al empleo local; y un programa de acciones formativas específicas dirigidas a personas desempleadas.

La ejecución del programa de formación en alternancia con el empleo comprenderá la aprobación de tres proyectos de esta iniciativa de formación (en 2018, 2019 y 2020), con una dotación económica de 2.283.750 euros.

El programa de apoyo al empleo local, dotado con 1.080.000 euros, tiene como finalidad apoyar la contratación temporal de personas desempleadas para la realización de obras y servicios de titularidad municipal y de interés general.

Y, por lo que respecta al programa de acciones formativas específicas, supondrá la ejecución de acciones de formación profesional para el empleo dirigidas a personas desempleadas, con un presupuesto de 240.000 euros.

La paralización y el potencial cierre de la explotación de la mina de Aguablanca tienen unas consecuencias negativas para la comarca de Tentudía, ya que, además de la eliminación de los empleos directos, repercute negativamente en el dinamismo socioeconómico y en las expectativas de generación de empleo y riqueza de la zona afectada.

Ante esta situación, la Junta de Extremadura ha venido desarrollando una intensa labor política en diversos ámbitos y ante distintas entidades y organismos con el fin de conseguir su reactivación y evitar los perjuicios económicos que el cierre de la explotación tendría para la población de los municipios afectados.

Con esa finalidad se redactó el Plan para la regeneración económica y del empleo de la zona minera de Aguablanca y su entorno, con la participación de la Junta de Extremadura, la Diputación Provincial de Badajoz, los municipios de Calera de León, Monesterio y Montemolín, las organizaciones empresariales y sindicales más representativas y el Grupo de Acción Local “Centro de Desarrollo Comarcal de Tentudía”.