Para quien no conozca Barcelona, el distrito Horta Guinardó es un ente municipal que cuenta aproximadamente con 20.000 habitantes más que la ciudad de Badajoz, y está situado al noreste de la Ciudad Condal.

En él, muy cerca del conocidísimo hospital Valle de Hebrón hay una pequeña plaza. Hace unos días, un matrimonio fuentecanteño que reside circunstancialmente en Barcelona descubrió que este rincón barcelonés ¡lleva nada menos que el nombre del artista de Fuente de Cantos Francisco de Zurbarán! ¿O es otro Zurbarán?

Este matrimonio hizo una foto de la placa que nomina la plaza y, al compartirla, surgió la bulla. Reza esta placa: ‘Plaça de Zurbarán. Fuente de Cantos 1590-Madrid 1669. Pintor Castellá’.

¿Cómo? ¿Tres errores en tan poco espacio? Y es que Zurbarán no nació en 1590, sino ocho años después, y tampoco murió en 1669, sino cinco años antes de esa fecha. Para redondear, no es un ‘pintor castellá’, sino extremeño.

No, este despropósito hay que corregirlo, y a ello se ha puesto Manu Ortiz, de origen fuentecanteño y residente en Hospitalet, quien se ha dirigido tanto a la alcaldesa, Ada Colau, como a la regidora del distrito Horta Guinardó, Mercedes Vidal, en demanda de un cambio. Su exigencia ha encontrado rápida respuesta: horas después, desde la regiduría del distrito se informaba de que se había trasladado la sugerencia al Departamento de Nomenclaturas para que se cambie la placa.

Pero Ortiz quiere saber más, quiere saber cuándo se corregirá, y ahora, tras tramitar la petición formal, está a la espera de respuesta por parte del ayuntamiento. Esperemos que no haya que hacer una colecta para enviar una placa con los datos correctos.