No, este año el invierno no piensa esperar ni tampoco llegar poco a poco. Las predicciones meteorológicas son claras: mañana viernes por la tarde y el sábado, una masa de frío polar entrará por el norte y hará caer las temperaturas 12º en un solo día.

Esto significa que los termómetros pasarán de los 23º de máxima de hoy a apenas 10º, y de los 12º de mínima a rondar los 0º. Por si fuera poco, los vientos de más de 25 kilómetros por hora contribuirán a incrementar la sensación helada.

Además, este frío polar vendrá acompañado de lluvia, sobre todo mañana, menores de cara al fin de semana pero que se reactivan el martes y nos acompañarán hasta la entrada del Puente de Todos los Santos.

Igual el frío, seguirá al menos una semana, y solo hacia finales de la próxima remontarán algo los termómetros, sobre todo las mínimas, que irán hasta los 7º-9º, mientras las máximas no pasarán de los 12º.

Vendrán las heladas, que podrían ser intensas a principios de la próxima semana.

Este fenómeno de intenso frío en octubre se da, como media, una vez cada diez años,