La Federación Extremeña de Ciclismo nos hace llegar esta aclaración respecto a la noticia sobre el ciclista Antonio Lorenzana, que reproducimos íntegramente:

Queridos amigos, a modo de aclaración a esta ‘información’ que publicáis desde la FExC nos gustaría que supieseis que el modelo de licencias federativas territoriales y de competición territorial que se usa en España en la actualidad no se ha inventado en Extremadura, y por lo tanto, funciona así en cualquier otra comunidad autónoma. Pero es así por un cuestión muy sencilla, los corredores federados en una CCAA determinada tienen derecho a un seguro de accidente deportivo y de responsabilidad civil que se regula vía Real Decreto 849/1993 de 4 de junio, y que circunscribe la atención sanitaria posterior a un accidente deportivo a los centros concertados por la compañía aseguradora dentro del ámbito territorial de la CCAA concreta. Es decir, si Antonio tiene un accidente (que esperemos no suceda jamás) que requier rehabilitación posterior o tratamiento de cualquier tipo, debe hacerlo en un centro concertado dentro de Extremadura, lo que lo hace incompatible con su domicilio habitual, sin embargo, con licencia de la Comunidad de Madrid, si sufre un percance en Trujillo será atendido como le corresponde, tanto en el momento de la primera atención como en sus necesidades posteriores. La FExC no decide quien es o no extremeño, pero si vela porque los deportistas tengan cubierta y garantizada una asistencia sanitaria de calidad. Muchas gracias por vuestra comprensión y por apoyar y difundir el ciclismo y a los ciclistas extremeños en vuestro medio.