Unas migas extremeñas, realizadas por el fuentecanteño Antonio Pagador, han sido el plato central del quinto encuentro de extremeños en la diáspora, celebrado, como es tradición, en Bellvitge (L’Hospitalet).

El acto, organizado por Pepín López, ha contado con la presencia de Cris Plaza, de la Concejalía de Bellvitge, y, por supuesto, con extremeños originarios de Fuente de Cantos, Brozas, Llerena, Medina de las Torres y Casar de Cáceres, andaluces de Fernán Núñez y Moriles y badaloneses que se han querido unir a esta celebración navideña.

En la presentación del evento, López ha señalado que se va a repetir este tipo de encuentros para que los extremeños de dentro y fuera tengan una visión de futuro, además de revivir su infancia, y en aquellos casos que lo deseen, reivindicar un retorno a sus lugares de nacimiento para lo que deben crearse las condiciones mínimas para que estos trabajadores no se encuentren en situación precaria.

Por su parte, Plaza ha declarado que los extremeños en L’Hospitalet hacen más grande la ciudad que les acogió, y transmitió el saludo de la alcaldesa Nuria Marín.

Finalmente, los asistentes mostraron el compromiso de mantener la celebración primaveral de la Fiesta de la Chanfaina, espejo de la que se celebra en Fuente de Cantos el último domingo de abril.