Será el jueves 24, a las 17.00 horas, cuando el ayuntamiento presente en la Feria Internacional del Turismo FITUR, su vídeo ‘Segura de León, con los 5 sentidos’, un montaje de seis minutos que resume la riqueza patrimonial, artística, natural, cultural y festiva de la localidad. La  presentación, en el recinto del Pabellón de Extremadura, correrá a cargo de Miguel Ángel Gallardo, presidente de la Diputación de Badajoz, Lorenzo Molina, diputado del Patronato de Turismo y Tauromaquia de la institución provincial y alcalde segureño, y Pilar Bellido, delegada de Turismo y Cultura de Segura de León.

En el vídeo, Segura de León apuesta por un turismo experiencial, e invita a disfrutar de sus encantos con todos los sentidos, que resume del siguiente modo:

“La vista nos ofrece color, el paisaje segureño es destacado por asentarse entre dos colinas, a unos 700 metros de altura sobre el nivel del mar conformando en su llano la plaza mayor. Sus casas de mampuesto de piedra y cal, de cuarzo y pizarra hacen que el viajero vea a través de sus ojos la hermosura de sus calles, plazas y entramados. Verdes intensos en sus campos, en primavera y comienzos del otoño; atardeceres limpios y anaranjados, puestas de sol que se clavan en las retinas; estrellas, lunas y nubes en un cielo despejado; colores en comidas y productos de la tierra; siluetas y espacios difíciles de olvidar, fáciles de apreciar y ponerlos en valor.

Después de la vista, el sentido del gusto es uno de los que destaca en el viaje, la forma más deliciosa de saborear la cultura. En el gusto Segura de León destaca, en su cultura culinaria, la calidad de los productos que nos proporciona nuestra tierra; los desayunos ibéricos y diferentes, como las bollas o bolluelas (masa de pan casera frita); buenos jamones, carnes de cerdo, vaca y cordero de primerísima calidad; gazpachos tradicionales; excelentes quesos para todos los gustos; dulces como el merengue segureño que se derriten en el paladar; recetas que han pasado de padres a hijos que marcan la diferencia… el viajero que pasa por nuestra zona no puede evitar de probar nuestra exquisita gastronomía a precio “de risa”.
Sabores que probarán y se marcarán en el cerebro del viajero, siendo un punto fuerte para nosotros.

El oído es otro de los elementos trascendentales para sentir y apreciar un viaje. No oigas, escucha. Cierra los ojos, disfruta de los sonidos, las risas, el habla, la melodía,… este conjunto de notas hacen que el viajero sienta el destino y le llegue a lo más profundo de su ser. En Segura de León oirás a sus gentes, el chorro de agua al caer de una fuente o seguir su curso, el sonido de la brisa del viento, el sonido de los hojas de los árboles, de la fauna local, el del silencio y la tranquilidad, sonidos que en una ciudad o en sitios con aglomeraciones no puedes identificar.

¿Y el olfato? es sin duda un sentido muy presente a la hora de conocer un destino o un producto. Aromas, flores, gentes, comidas… El olor a naturaleza, a “comida de la abuela”, a guarrito frito, a merengues, a pan recién hecho, a carbón y leña, olores hogareños, a tierra mojada, olores intensos y perspicaces, olores sin duda característicos en Segura.

Finalmente, el tacto puede ser el menos destacado de los sentidos a la hora de viajar, pero no por ello debemos descartarlo. Tenemos tendencia a tocarlo todo, acariciar las texturas de una piedra antigua, un edificio histórico y los elementos que lo componen, sentir tocando. En Segura disfrutas al caminar por el campo y entrar en contacto con la naturaleza, poner los pies en la arena de Las Capeas, acariciar los animales, el contacto humano tan cercano, sensaciones nuevas y únicas, sensaciones que queremos que el viajero descubra.”