La cocinera Rocío Maya Díaz, de Fuentes de León, ha ganado el V Concurso Nacional de Cocina de la Dehesa, que se ha celebrado hoy en la Escuela de Hostelería de Monesterio, con el plato “Canelón de consomé y jamón relleno de arroz ibérico y texturas de Jamón”, con el que consigue un premio de 800 euros, además de un Diploma de Participación y un Trofeo.

El segundo premio ha sido para Eduardo Cumbreño Pozo, de Talavera de la Reina, con el plato “La Dehesa en su Mesa” dotado con 400 euros, Trofeo y Diploma de Participación y, en tercer lugar, con un premio de 250 euros, Diploma de Participación y Trofeo ha quedado el cacereño Mario Rodríguez Rodríguez-Arias con un “Tataki de presa ibérica marinada con cremoso de jamón ibérico, emulsión de Torta del Casar, ajo negro, aceite de hierbabuena y trufa”

El plantel de cocineros, que han sido reconocidos con un Diploma de Participación y un Trofeo, se completaba con Rubén Fernández Jover de La Carolina, Jaén, que realizó unos “Raviolis tibios de la dehesa y crema de collejas”; Beatriz Rainero Ruíz de Torrejón de Ardoz, Madrid con el plato “Lechal relleno de setas y jamón”, y Lara Rodríguez Díaz de Gijón con “De la Tierra y el Huerto”.

Antonio Garrote, alcalde de Monesterio, ha agradecido a los cocineros su participación en el concurso y ha destacado la alta calidad y competitividad de esta edición, haciéndolo más importante año tras año. Asimismo, ha mostrado su gratitud al jurado por la difícil labor que han desempeñado durante la mañana.

Por su parte, Rocío Maya ha dicho que se encontraba emocionada y muy alegre por ganar este concurso de Monesterio, que además no se esperaba. Ha querido dedicárselo a su marido, quien la ayuda en la cocina, a su familia, a su “maestro” y a sus compañeros.

Rocío Maya, quien regenta un restaurante en Fuentes de León, “La Taberna de Noa”, explicó que su creación está inspirada en el plato estrella de su restaurante, un arroz ibérico, pero que, en este caso, se conforma con un canelón compuesto de lonchas de jamón con gelatina del caldo de huesos de jamón, relleno del arroz con lagarto ibérico, y acompañado de diversas texturas de jamón (aire, mayonesa y crujiente) junto a unas esferas de salmorejo de tomate asado.

El jurado de este concurso estaba formado por reconocidas personas del mundo de la gastronomía en Extremadura como son Matías Macías, miembro de la Cofradía Extremeña de Gastronomía; Juan Pedro Plaza, presidente de la Asociación de Periodistas y Escritores de Extremadura; José Silvestre, del portal gastronómico GastroExtrem; Antonio Parra, miembro de la Asociación de Cocineros y Reposteros de Extremadura, y Antonio Garrote, alcalde de Monesterio, quién además presidía el jurado.