Última fase de la competición futbolística para los equipos de la comarca y las cosas empiezan a aclararse.

En Primera Autonómica, la UD Fuente de Cantos, a falta de cuatro partidos, ha logrado el pasaporte para los play off de ascenso a Tercera tras su contundente victoria 4-0 ante el Ribereña. Los de Antonio Gallego tienen una ventaja de 16 puntos sobre el quinto clasificado, el Villafranca, cuando solo quedan 12 puntos por disputar. Los verdes marchan primeros en la tabla, con cuatro puntos de ventaja (cinco, si se cuenta el gol average) sobre el segundo clasificado, el Campanario.

El objetivo ahora, al margen de llegar al play off sin lesionados, es mantener esa primera posición y sumar todos los puntos que se pueda, que pueden resultar a la postre decisivos para el ascenso.

Los fuentecanteños deben afrontar una primera eliminatoria con alguno de los equipos de los grupos 1 y 2. Estas eliminatorias con 1º contra 4º y 2º contra 3º, con el factor campo favorable a los conjuntos que hayan quedado primeros o segundos. De superar esta eliminatoria, el Fuente de Cantos jugaría también a doble partido la eliminatoria decisiva, de donde salen los tres equipos que acceden directamente a Tercera. Aquí el factor campo lo decide también el que haya quedado en mejor posición en la liga regular. Caso de que coincidan dos equipos que hayan quedado en la misma posición en sus respectivos grupos, el orden de partidos se decide por sorteo.

La primera eliminatoria se celebrará los días 5 y 12 de mayo, y la segunda los días 19 y 25 o 26 de abril.

Caso de quedar eliminado en la segunda eliminatoria, aún podría darse el ascenso, si del grupo extremeño de Tercera suben a Segunda B más equipos de los que bajen de Segunda B a Tercera. Aquí entraría el coeficiente de puntos tanto de la liga regular como de los play off.

MONESTERIO, A PUNTO

En cuanto al Monesterio, que milita en la Segunda Autonómica, tiene serias opciones de meterse en play off de ascenso a Primera, aunque alcanzar la primera posición se antoja muy complicado, ya que a falta de 12 puntos por disputar está a siete del líder Usagre.

Los monesterienses, tras su victoria ayer por 2-0 ante el Calamonte B, son quintos, empatados a puntos con el cuarto clasificado, el Higuera. Su ventaja es que los partidos que le quedan son ante rivales que nada se juegan ya (lo que también puede ser un arma de doble filo) mientras el Higuera ha de medirse aún a los tres primeros clasificados.

De entrar en play off, los amarillos deben superar dos eliminatorias para ascender. En la primera juegan los equipos que hayan acabado en 2º, 3º y 4º posición (un total de 12), ya que los campeones de grupo se juegan entre ellos dos plazas de ascenso directo.

En la segunda eliminatoria juegan los 6 equipos que hayan pasado la primera eliminatoria y los dos campeones que hayan perdido en la de ascenso directo, quedando los cuatro equipos que finalmente completen las seis plazas de ascenso.

En cuanto a los otros dos equipos de la comarca, ni Bienvenida ni Segureña se juegan ya nada. Los segureños son novenos y los bienvenidenses décimos.