El Concurso de Vinos de Extremadura Fiesta de la Chanfaina de Fuente de Cantos, que surgió como un complemento al certamen gastronómico de Interés Turístico Regional, ha terminado por  conseguir una entidad propia, y convertirse en referente para las bodegas de toda Extremadura.

Así se ha ratificado en esta última edición, que culminó el pasado sábado –aunque los premios no se conocerán hasta el 5 de mayo, el Día de la Chanfaina–, donde se celebraba nada menos que el 40º cumpleaños del certamen, y que contó con una participación récord de 92 referencias, por lo que hubo que realizar una preselección hasta dejar los 32 que, en cada una de las modalidades (blancos, tintos, rosados, jóvenes, envejecidos, crianzas y mejor presentación y etiquetado), compitieron por los premios.

Una vez más, el jurado estuvo presidido por Julia Marín Expósito, enóloga de prestigio por su saber y rigor, y presidenta de la Asociación Extremeña de Enólogos, quien apuntó el excelente nivel, cada año superado, que muestran los vinos que se presentan al certamen. Jurado compuesto en su mayoría por expertos del mundo del vino, profesionales del panel de Cata del Consejo regulador de la Denominación de Origen Ribera del Guadiana y otros .

Además, y como ya es también tradición, se celebró como actividad paralela al concurso una cata popular dirigida, en la que se dan indicaciones prácticas sobre cómo degustar y distinguir adecuadamente los vinos, que tuvo como escenario la antigua Casa de Correos, hoy sede del Centro de Interpretación sobre Francisco de Zurbarán.