Los bares y restaurantes de Fuente de Cantos no tendrán que pagar tasa municipal por poner sillas y mesas para las terrazas ni durante este año ni el próximo. El pleno del ayuntamiento, por unanimidad, ha dado el visto bueno a la propuesta del Grupo Socialista en la que pedía que, dada la pérdida de ingresos de estos negocios de hostelería, primero por el cierre obligado, y después por la apertura con restricciones, se les eximiera de esta tasa para contribuir a su viabilidad.

Aunque en principio la propuesta socialista hablaba de un año de exención, durante el pleno se incorporó la proposición de la alcaldesa Carmen Pagador en el sentido de que dicha exención se extendiese hasta diciembre de 2021 “para ayudar más” a estos negocios.

El acuerdo plenario refleja que, considerando que por el Estado de Alarma los establecimientos de la localidad dedicados a la hostelería y la restauración tuvieron que cerrar con considerables pérdidas económicas, se modifica temporalmente la ordenanza fiscal que regula las terrazas, suspendiendo el cobro de la tasa.

En este momento, la mayor parte de los bares y restaurantes de Fuente de Cantos ya tienen abiertas sus terrazas, en algunos casos con mejoras, y en general con un gran esfuerzo para adaptarse a las limitaciones que siguen vigentes, como la de los aforos máximos y separación entre las mesas.