Primera jornada del XVIII OTOÑO FLAMENCO de Fuente de Cantos, dedicado este año a la PEÑA FLAMENCA de Fuente de Cantos, en el Cincuentenario de su fundación.

Viernes 22 de octubre de 2021.

Se abrió el Otoño Flamenco con la actuación de MIGUEL DE TENA y la joven MARIA METIDIERI, acompañados por el guitarrista ANTONIO de PATROCINIO dentro del ‘Ciclo Pasión por el Flamenco’ de la Diputación Provincial de Badajoz.
Comenzó la joven cantaora de Talarrubias, MARIA METIDIERI, a la que hacía mucho tiempo que no la escuchaba, creo que desde sus inicios con Lo Vargas, y me sorprendió porque ha crecido y mejorado muchísimo. Salió muy tranquila muy segura e inició con la Soleá alfarera de Triana, hizo después, Taranta y Minera, Tangos de Badajoz y remató con una serie de fandangos de Huelva, muy bien llevada por Antonio de Patrocinio. Gustó María Metidieri en Fuente de Cantos.
MIGUEL DE TENA, al que vemos muy seguro después del curso de la larga pandemia, y más sabiendo que jugaba en campo propio, hizo un recital de seis cantes, en el que empezó con Cartagenera y Levantica y siguió con Bulerías por soleá, un popurrí de por Tangos que inició con la Estrella de Morente, Zambras caracoleras, aguagirados y de Badajoz, las Cantiñas de su nuevo disco ‘Añoranzas’, dos Granaínas sublimes y remató por una serie de fandangos naturales. Magníficamente acompañado por Patrocinio hijo, fue muy aplaudido.
Mañana hablaremos del Gran Festival de Arte Flamenco, en homenaje a Curro Malena en nombre de todos los que actuaron en el histórico Primer Festival de Flamenco que se celebró en Extremadura el 29 de abril de 1972.

Segunda jornada del XVIII OTOÑO FLAMENCO de Fuente de Cantos, dedicado este año a la PEÑA FLAMENCA de Fuente de Cantos, en el Cincuentenario de su fundación.

Sábado 23 de octubre de 2021.
Gran Festival de Arte Flamenco
Abrió el Festival con el debut CARMEN VAQUERO, joven cantaora extremeña que tiene una enorme afición, acompañada por el guitarrista fuentecanteño DOMINGO DÍAZ. Empezó Carmen, de pie, un poco nerviosa, con una serie de Tonás y Martinete, después hizo Cantiñas y remató con una serie de Fandangos naturales. El publicó la acogió con aplausos. Después, ya sin nervios, se desquitaría en el fin de Fiesta, cantando muy graciosa por bulerías.
La representación lebrijana, después de las obligadas sustituciones, quedó constituida por el hijo y el nieto de ‘Curro Malena’, los guitarristas ANTONIO MALENA y CURRO MALENA y el cante de JESÚS de la FRASQUITA y PEDRO PEÑA nieto, que dejaron el aroma y el aire del cante lebrijano. Con ellos, recordamos de aquel Festival pionero de abril de 1972, que rememoramos en éste, el Romance de Curro Malena y las Cantiñas del Pinini que cantaba El Funi, con sus mismas letras, en la voz de Jesús de la Frasquita. Los ecos de la guitarra del llorado Pedro Bacán, en las cuerdas de Antonio y Curro Malena. Y aunque éste no estuvo en aquel Festival, Pedro Peña nos recordó a su tío Juan Peña ‘El Lebrijano’, con sus Galeras, y cantó además por Siguiriyas. Remataron después al son de la Bulerías arromanzadas lebrijanas, muy aplaudidas.
Y llegó el momento del homenaje a los participantes del histórico PRIMER FESTIVAL celebrado en Fuente de Cantos y Extremadura y recibieron un cartel enmarcado con los dos festivales, de 1972 y de 2021: ANTONIO MALENA recogió el de su padre, entregado por la concejal de Cultura doña Luisa Pagador, JOSÉ DE LA TOMASA, entregado por el presidente de la Peña don Luís Molina y JOSË ANTONIO ‘EL CHOZAS’ por el vicepresidente don Antonio Pérez.
Después le tocó el turno al Baile, con la joven promesa pacense ZAIRA PRUDENCIO, alumna aventajada de la ‘Escuela de Jesús Ortega’, que debutaba en un gran festival en Fuente de Cantos y que con solo 17 añitos fue capaz de llenar todo el escenario en un baile por Tarantos rematado por Tangos, acompañada por FEFO DE BADAJOZ en el cante, JOSÉ ÁNGEL CASTILLA a la guitara y JESÚS ORTEGA en la dirección y las palmas. Zaira se metió a todo el público en el bolsillo con sus maneras tan flamencas.
A continuación, cantó SALOMÉ PAVÓN acompañada por MONOLÍN GARCÍA que hizo la actuación larga de la noche. Empezó con el Pregón del Uvero, recordando a su abuelo Manuel, después seguiriyas con la entrada que atribuye a su otro abuelo Arturo, Bulería por soleá, Tientos-Tangos recordando a su tía Pastora y remató con una serie de Fandangos, también al estilo de su abuelo Caracol. Fue muy aplaudida.
Y llegó el turno de uno de los supervivientes de aquel Festival pionero de 1972: JOSÉ ANTONIO ‘EL CHOZAS’, el cantaor del ‘Barrio de los Carteros’ sevillano, que tiene una Peña en ‘El Cerro del Aguila’ y que nos legó y le dio forma, para el flamenco, a los ‘Fandangos del Pichichi’, que es de ambos. El CHOZAS venía con muchas ganas y además demostró que con muchas fuerzas. Estuvo acompañado por el guitarrista fuentecanteño, MANOLÍN GARCíA con el que se acopló en una perfecta sintonía que agradeció varias veces. Empezó con uno de esos cantes tan personales que tanto le gusta probar mezclando a ritmo: milonga y vidalita… y lo remató con un fandango al estilo antiguo. Después Cartagenera y Taranta, la Milonga de la rosa y remató con una seria de Fandangos, con los que se ganó definitivamente al público. Fue uno de los triunfadores de la noche junto con la joven bailaora Zaira Prudencio.
Nuevamente el baile de ZAIRA PRUDENCIO, ahora a ritmo de Bulerías por Soleá y otra vez armó el taco con una seguridad difícil para sus años. Le auguramos un gran porvenir si sigue con las mismas ganas y el mismo ritmo de aprendizaje. Excelente, la labor que está haciendo, con su ‘Escuela’, Jesús Ortega en Badajoz.
Y cerró el Festival el último maestro del cante sevillano, don JOSÉ DE LA TOMASA, otro de los supervivientes del Festival del 72, en el que debutó con el nombre de ‘JOSÉ EL CLAUDILLO’, en referencia a su padre Claudio ‘Pies de Plomo’. Tuvimos la mala suerte de que no viniera bien, ni de voz ni, de pecho, por un inoportuno catarro otoñal. Hay que agradecerle que se presentara, como me dijo “por ser donde es’. Pero se defendió, yo creo que por las ganas que tenía de cantar con MIGUEL VARGAS, que me requirió para su acompañamiento. Una pena porque forman una pareja ideal del flamenco añejo que tanto nos gusta. Se probó y se templó en una serie de cantes por Soleá, después hizo Tarantos, Cantiñas y remató con una serie de fandangos, con sus letras, en los que se acordó como casi siempre del de ‘La Calzá’. Los dos maestros uno sevillano y otro extremeño, nos dejaron el aroma de su arte que nos supo a poco. Pero esperamos verlos pronto juntos, haciendo ‘los jaleos extremeños’, en un experimento deseado. Ese es el reto. Que así sea.
Y un Fin de Fiesta improvisado, en la que la joven ZAIRA PRUDENCIO, recibió un ramo de flores por su debut en Fuente de Cantos. También subió su compañera de escuela que tiene también muy buenas maneras: Aroa Bravo, que nos dejó una pataíta con mucho arte. El desquite de Carmen Vaquero y la participación de todos los demás participantes a los que el público, después de más de tres horas, despidió largamente, en pie, con calurosos aplausos.
El próximo fin de semana seguimos.
@Paco Zambrano