Comienza 2018 y con él la segunda parte de la competición futbolística para los equipos de la comarca, con claros ‘propósitos de enmienda’ tras lo hecho en la primera vuelta.

Así, en Primera Autonómica, el Fuente de Cantos arrancó con su cuarta derrota consecutiva (2-1 ante el Frexense) que le relega al noveno lugar, y además, le aleja a ocho puntos de su objetivo, que no era otro que meterse en liguilla de ascenso. Mucho tendrán que mejorar los verdes para recuperar alguna opción.

En cuanto al Monesterio, nueva derrota, esta vez ante Berlanga, que le lleva a la penúltima posición. Los amarillos están protagonizando una liga muy extraña, ya que han sido capaces de vencer a equipos tan potentes como el Villafranca o el Frexnense, pero luego no terminan de encarrilar una buena racha que les saque de abajo. En todo caso están a tiro de una victoria para adelantar cuatro puestos.

Por lo que se refiere a la Segunda Autonómica, el Bienvenida vio cortada su minirracha con una derrota en Solana que le deja en tierra de nadie, séptimos con 14 puntos y muy lejos de los de arriba.

No levanta cabeza la UP Segureña, hundida en la cola con solo cinco puntos. A ver si con el nuevo campo de césped artificial se animan los de Segura y remontan posiciones.

En cuanto a juveniles, en Liga Nacional el Fuente de Cantos sigue complicándose y marcha penúltimo. La próxima semana recibe al colista, una oportunidad para tratar de salir del pozo.

En Segunda Extremeña, el Monesterio marcha quinto tras perder la ocasión de engancharse a los de arriba con el empate en casa frente al Gran Maestre.