Mañana sábado, a partir de las 10.00 horas arrancará la ruta ciclista habitual que se celebra con motivo de las fiestas de la Hermosa. Sin embargo, este año la cita tiene un sabor especial, ya que servirá para rendir homenaje a la memoria de Paco Araujo, que falleció repentinamente a mediados de junio.

Se recuerda así a Paco Araujo por varios motivos, su pasión por el deporte, sobre todo ciclismo y fútbol, su labor educativa, su talante y el hecho de ser, además, vecino de la ermita de donde partirá la ruta.

Son 15 kilómetros, de dificultad baja, y adaptada para todas las edades.

Tras el recorrido, habrá comida de convivencia.