Se supone que Pedro Sánchez, al fijar la fecha para las elecciones generales, no conocía el trastorno que podía producir en Fuente de Cantos. Y es que el día elegido, el 28 de abril, es precisamente en el que se celebra la Fiesta de la Chanfaina, celebración de Interés Turístico que siempre se fija el último domingo de abril.

Dado que es poco probable que el Gobierno se avenga a cambiar la fecha de las elecciones, el Grupo Municipal Socialista de Fuente de Cantos ha solicitado que se varíe la fecha de la Chanfaina. En un escrito dirigido a la Alcaldía pocos minutos después de desvelarse la cita electoral, la portavoz municipal del PSOE, Mari Cruz Buendía, plantea que la Fiesta fuentecanteña se traslade al domingo siguiente 5 de mayo, con el fin de que los ciudadanos puedan ejercer su voto el 28 y no perderse la fiesta. Cierto es que los fuentecanteños podrían acudir a los colegios electorales antes de ir al ferial (después no es conveniente, por razones obvias) pero también es cierto que aquellos que tengan la ‘suerte’ de ser elegidos como miembros de mesa electoral, los funcionarios públicos que supervisan el proceso y los apoderados e interventores de los partidos se verían privados de disfrutar de una de sus fiestas más emblemáticas.

Además, tal y como expone también Buendía, tanto la cita electoral como la fiesta necesitan de la presencia de Policía Local y Guardia Civil, y hacerlas coincidir podría generar problemas de cobertura para las fuerzas de seguridad.

Si se opta por variar la fecha de la Chanfaina, habría que solicitar autorización a la Junta de Extremadura, ya que al tratarse de una fiesta de Interés Turístico Regional tiene tasado el día de celebración. Sería la segunda vez que la Chanfaina no se celebra en abril. Ya en 2011 se celebró el 1 de mayo, dado que el último domingo de abril, día 24, coincidía con el Domingo de Resurrección.