Es la pregunta que preocupa a muchos. A unos, porque llevan todo el año preparando las procesiones, y la lluvia podría echarlo todo a perder. A otros, porque ya tienen pensado algún viaje y claro, salir de casa para estar encerrado en un hotel o alojamiento no es un panorama que atraiga.

Pues bien, la respuesta es NO. Al menos con la fiabilidad que pueden tener las previsiones a más de tres o cuatro días. Eso sí, se espera que el primer fin de semana, desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Ramos, sí que caerá algo de lluvia, sobre todo el viernes y algo el domingo, no así el sábado.

A partir de ahí, los conocidos ‘huevos fritos’ para toda la semana, salvo el miércoles, que aparecerán algunas nubes pero no se prevé que descarguen.

En cuanto a las temperaturas, se mantendrán frías la primera parte, hasta el Miércoles Santo, cuando empezarán a subir para colocarse en registros de 8º de mínima y 17º de máxima.

Lo dicho, en principio, las procesiones podrán salir.